¿Por qué es importante la economía colaborativa?

Este término, cada vez más utilizado, se basa en facilitar el acceso a servicios o compartir bienes materiales con los demás. La economía colaborativa crea muchas oportunidades desde el punto de vista de la optimización de recursos, la generación de empleo, hasta la generalización y maduración en el uso de las tecnologías.



¿En qué consiste?


La economía colaborativa ha ganado gran importancia en la era digital, gracias a las nuevas tecnologías. Hoy en día es totalmente normal alquilar una habitación en casa de alguien, compartir un coche o una moto, salvar la comida del desperdicio de alimentos a través de las aplicaciones móviles y plataformas online como Airbnb, BlaBlaCar, Muving, TooGoodToGo y otras.


Otro ejemplo muy útil de la economía colaborativa es el crowdfunding. Es una red de financiación colectiva, normalmente online, que a través de micro-donaciones económicas consiguen financiar un determinado proyecto. Para un emprendedor es una alternativa ideal a una subvención o un crédito del banco. Las plataformas más conocidas de crowdfunding son: GoFundMe, Verkami, Teaming, Lánzanos, Mi grano de arena


Beneficios de la economía colaborativa


El principal objetivo de la economía colaborativa es la resolución de problemas de la sociedad de forma eficiente. Antes se compraban coches como medio de transporte. Ahora los consumidores no buscan disponer de un coche, sino una solución a su problema de movilidad. Igualmente, en los últimos años, se ha puesto de moda compartir los espacios de trabajo. La principal ventaja es compartir los gastos fijos de oficina como luz, agua, limpieza, mantenimiento con otros miembros. Los ejemplos más conocidos son WeStart Coworking, WayCo, Regus, GoCo. Los beneficios de la economía colaborativa no solo están en el ahorro económico, sino en la reducción del impacto negativo medioambiental. Comprar menos, reutilizar, reparar, compartir bienes con otras personas reduce la contaminación del planeta. Un ejemplo de lucha contra el desperdicio de alimentos es la aplicación TooGoodToGo que conecta los restaurantes y tiendas con los consumidores para la venta de los productos o alimentos que no se han vendido con propósito de no malgastar la comida.


¿Cómo formar parte de la economía colaborativa?


Para que funcione la economía colaborativa necesita la confianza de los consumidores. Hace falta que los demás den una oportunidad a esta opción, que entiendan que el modelo es distinto del tradicional y que se basa en la voluntad. La colaboración mejora las condiciones económicas de pequeñas y locales comunidades, desarrolla las capacidades relacionadas con Internet y las tecnologías móviles. Es la forma ideal de obtener los productos y servicios que requieres sin comprometer tu situación financiera, porque priorizas el uso del objeto sobre su propiedad. Hoy en día es muy fácil formar parte de la economía colaborativa por la cantidad de información en Internet y la accesibilidad a la tecnología (ordenador, tablet, móvil). Además, la mayoría de las aplicaciones móviles y plataformas online que promueven esta iniciativa son gratuitas o cobran una pequeña comisión.


En conclusión, la tecnología está cambiando modelos de negocios tradicionales centrándose en las necesidades de los consumidores. La economía colaborativa ha llegado para quedarse y es el futuro de la sostenibilidad e impulso de las comunidades pequeñas. ¿Te sumas?