Teletrabajo productivo




¿Qué es el teletrabajo y en qué consiste?


El teletrabajo o trabajo remoto permite trabajar fuera de la oficina. La Organización Internacional del Trabajo define el teletrabajo como una forma de trabajo que se realiza en una ubicación alejada de una oficina central, separando al trabajador del contacto con compañeros de trabajo y comunicándose mediante la tecnología. Muchas tareas de oficina no requieren de la presencia del trabajador y pueden ser realizadas a distancia mediante la tecnología. El trabajo remoto puede ser desempeñado en una casa, en un centro de coworking, en un hotel, en un restaurante, en un cibercafé o en cualquier otro lugar. También es una excelente opción para personas con algún tipo de limitación física o para las personas que viven en países diferentes al de su trabajo. Debido al COVID-19 de marzo de 2020 y al estado de alarma en España se ha recomendado que todas las empresas que puedan teletrabajar desde casa lo implementen. Hoy en día las empresas avanzadas han aprovechado la situación que ha impuesto la pandemia para aplicar los modelos mixtos entre el trabajo presencial y a distancia, cada vez más apostando por el segundo.


Los factores que influyen en la productividad laboral


Según la Encuesta sobre el Mercado Laboral 2020 de Walters People, la posibilidad de trabajar desde casa es vista por los profesionales como una manera eficiente para reforzar su rendimiento laboral, ya que el 68% considera que podría ser más productivo si tuviera esta alternativa. Además, el trabajo remoto es un factor clave para el 52% de los encuestados a la hora de cambiarse de empleo.


Según el análisis de IESE, cuando las personas trabajan en remoto se produce un incremento en el rendimiento (19%) y la calidad del trabajo aumenta (18%). El teletrabajo normalmente permite conseguir un mayor grado de concentración si el espacio de trabajo es tranquilo. Es un factor principal que influye en la productividad. Otro factor importante - la reducción de los desplazamientos. El tiempo ahorrado en desplazamientos permite dormir más, lo que mejora la atención y el humor, y de esta manera afecta positivamente la productividad laboral. Igualmente la posibilidad de alimentarse más sano trabajando desde casa aumenta el bienestar y la salud de los empleados lo que se refleja en su rendimiento.


Los espacios compartidos es la tendencia de ‘’smart working’’


Tan sólo un 7% de los profesionales rechaza por completo la idea de trabajar a distancia, según la Encuesta sobre el Mercado Laboral 2020 de Walters People. Las principales causas han sido la incapacidad de separar la vida personal de la profesional (66%) y no contar con un mobiliario adecuado (41%).


La tendencia de ‘’smart working’’ o trabajo inteligente consiste en la flexibilidad para conciliar la vida laboral y personal, uso de la tecnología y de espacios compartidos. En las empresas innovadoras los empleados trabajan por objetivos, no por las horas pasadas en el trabajo. Por esta razón, el trabajador puede organizarse mejor y ser productivo estructurando su horario de trabajo en función de sus prioridades profesionales y personales. El uso de tecnologías avanzadas permiten un contacto frecuente y relativamente personal con los trabajadores de manera remota. También fomenta un clima de confianza y se comparte el conocimiento de forma eficiente. Las bases de datos en la nube, CRMs, correos electrónicos, chats, softwares de organización de tareas y gestión de trabajo en equipo como Monday, Asana, Trello permite trabajar de manera eficiente desde cualquier lugar.


Aquellos que no tienen espacio adecuado para trabajar o no pueden concentrarse en casa hoy en día pueden elegir un coworking. Es una alternativa inteligente a la oficina tradicional y la casa. Los coworkings cuentan con las instalaciones necesarias para el trabajo como mobiliario, salas de reunión equipadas, despachos privados, salas de descanso, espacios para comer… Además, los entornos de oficinas abiertos y flexibles favorecen la creatividad y la innovación. También el intercambio de conocimiento entre coworkers (knowledge sharing), un proceso que ocurre con frecuencia, facilidad y que permite la formación de distintas sinergias.


Desde luego, el teletrabajo es productivo si el espacio de trabajo ofrece comodidad, tranquilidad y acceso a las tecnologías. Este modelo, que combina una oficina física con teletrabajo, es la tendencia actual y del futuro ya que favorece la motivación y satisfacción de la plantilla, reduce emisiones, el tiempo de transporte, rebaja costes de oficina, gastos de suministros y si se implementa correctamente, aumenta la productividad.